El Cuidado de los Pies no es un Lujo


Hay que desmitificar que el cuidar los pies sea un lujo.
Y por el contrario lanzar ideas de que el podólogo previene y cura deformidades de los pies desde la infancia. Que somos los que podemos opinar ampliamente sobre el uso y abuso del calzado. Ofreciendo soluciones paliativas, curativas y definitivas para los problemas pédicos.

La mayoría de los problemas podológicos tienen su origen en unos “malos hábitos” como llevar “zapatos demasiado ajustados, una higiene insuficiente o no visitar al podólogo, al menos una vez al año”.

El no hacer esto puede ser “el origen de patologías, en ocasiones muy graves, que afectan a la salud de nuestros pies”.